viernes, 22 de marzo de 2013

UNA ACTIVIDAD EXTRAESCOLAR PARA MIS HIJOS

  Mis dos hijos en la actualidad practican KARATE y están en los SCOUT, como llegue hasta aquí y de que manera manejo el equilibrio entre, responsabilidades escolares, deporte y descanso.
  
  Mi hija de 10 años estaba en Danzas Nacionalistas en su colegio, fueron 2 años llenos de muchas recompensas, hasta que conoció el KARATE a través de su hermano que desde los 4 años lo practica, asistimos por primera vez a un campamento GASSHUKU DOISHIKAI KARATE DO, una experiencia maravillosa que hizo que nos integraramos mas como familia, fue cuando ella comenzó a mostrar su inquietud por realizar esta maravillosa disciplina y aun practicando danza, hasta las vacaciones escolares se tomo la decisión de integrarse al DOJO DON BOSCO NAGUANAGUA, que funciona todo el año sin interrupción.  
  
  Para mi hijo de 6 años  comencé a buscar una actividad deportiva que le ayudara a canalizar toda esa energía especial que tiene, después de fallidos intentos de tratar de ingresar en otros deportes que por la edad, en aquel entonces 4 años no lo aceptaban o porque no llenaban mis expectativas, felizmente llegue al KARATE  donde me conseguí con la excelencia profesional y el manejo de una disciplina que forma no solo un deportista, si no lo mas importante para mi resaltaba los valores de la familia.
  
  Finalmente los SCOUT que es un ciclo que  estoy completando,  fui scout en mi adolescencia y juventud, luego como adultos estuve como dirigente y hoy en día llego como madre llevando a mis hijos que me lo pedían hace años atrás y finalmente lograron su objetivo, ser SCOUT.
  
  Cuando les hablo de esta historia quiero resaltar que para un niño es importante tomar sus propias decisiones y esta es una manera de permitirlo dejando escoger lo que le gusta y a la vez beneficia, claro esta que hay que enfatizar que sus decisiones acarrean responsabilidades que hay que cumplir conjuntamente con la escolaridad y el descanso. 

 También se que a muchos padres nos gusta que nuestros hijos destaquen, pero particularmente no presiono con esto, cuando se pueda y cuando se quiera es uno de mis lemas,  porque me hace llevar mas relajado el ajetreo diario, sin someter a estrés constantes que perjudiquen el buen desenvolvimiento y desarrollo normal de mis hijos.

  Según Claudia Cuyún. Licda. en Psicología Clínica, estas son algunas actividades que son recomendables para niños en un rango de 4 a 10 años.
4 años: Danza, psicomotricidad, dibujo
5 años: Artes marciales, deportes (como tenis, basquetbol, fútbol), gimnasia olímpica y rítmica.
6 años: Pintura y clases de instrumentos musicales, canto.
7 años: Ajedrez
8 años: Teatro y radio-teatro
10 años: Deportes



  Me parece interesante tener una referencia, la cual yo no la tuve, pero por mi experiencia personal me doy cuenta que en mi, se aplico.

  La planificación y organización de la actividad escolar (tareas) y darle un descanso permite un rendimiento perfecto. Cuento con un grupo de amistades que tiene un sistema de comunicación a través de los móvil que me ayuda a estar mas al corriente de las actividades que mandan en el colegio, mas el plan de tareas que revisamos casi a diario  me permite orientar a mis hijos de como deben manejarse para estar al día, anotar en una pizarra o agenda las actividades pendiente les ayuda a visualizar las tareas  y es una forma que me a servido en esta labor de conseguir el equilibrio.
  
 Finalmente con lo poco que se, pienso que lo mas importante es hacer felices a nuestros hijos, al permitirles  desarrollarse individualmente y poner en practica sus habilidades y destrezas plenamente sin olvidarse ante todo que son niños.





No hay comentarios:

Publicar un comentario