viernes, 26 de abril de 2013

COMO INFLUYE EN TUS HIJOS UN MAESTRO DE MANERA POSITIVA O NEGATIVA.



Cuando tu hijo quiere ir a clase, le pone todo su empeño a las actividades escolares, colabora en el salón, utiliza herramientas que le facilita el docente para planificar sus tareas diarias (agendas, calendarios) te dice que “hay que ir mas allá para ampliar conocimientos no conformarse con llenar un espacio”, día a día lo vez interesado y siente la confianza de manifestar cualquier duda ante su maestro recibiendo con paciencia y amor las aclaratorias, los resultados son finalmente positivos sintiéndose satisfecho consigo mismo, este es el trabajo de un maestro motivador y positivo. En cambio un maestro que no sabe trasmitir la esencia, no tiene la capacidad de hacerse entender por qué conoce pero no motiva, puede perjudicar a nuestros hijos haciéndoles perder el interés hasta sentirse frustrados al no lograr objetivos inalcanzables, este es un maestro que deja a un lado las individualidades del niño y no toma en cuenta sus potencialidades.
Un alumno que consolida objetivos y de repente pasa ser uno que no los logra, puede que tenga varios factores influyentes que lo estén perjudicando, pero si uno como padre llega a constatar que en el aula de clase es una norma entre los alumnos podría ser que esté ocurriendo algo interno en el salón, ¿Qué hacer como padres? El primer paso a seguir es comunicarse con el maestro y manifestar las desmejoras e inquietudes que se ha ido observado progresivamente en tu hijo, pedir sugerencias y buscar soluciones entre maestro - padre para facilitar el entendimiento y desarrollo de tu hijo, si de esta manera no consigues ningún resultado puedes solicitar ayuda con coordinadores o directores del plantel, sin  cuestionar y poner en tela de juicio al docente, la idea  es buscar resolver el problema.
Estos dos artículos pueden reflejar un poco lo que hablo,  el primero muestra algunas características para observar  cuando existen problemas con el maestro y aconseja que hacer para abordarlo, el segundo te hace recomendaciones de como llevar una buena relación con el maestro.

Hoy en día recuerdo con mucho cariño a mis maestros, estas experiencias positivas que cada uno dejo en mí, fue lo que hizo  tenerle más aprecio a lo que estudiaba y aprendía.

Aquí les dejos algunas frases inspiradoras para los maestros.

Una cosa es saber y otra saber enseñar. Marco Tulio Cicerón

Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que, sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos. Miguel de Unamuno

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un gran deseo de aprender. Arturo Graf

El profesor mediocre dice. El profesor bueno explica. El profesor superior demuestra. El profesor excelente inspira. William A. Ward

Si un niño no puede aprender de la manera que enseñamos, quizá debemos enseñarles de la manera que ellos aprenden. Ignacio ‘Nacho’ Estrada